lunes, 16 de abril de 2018

PROPUESTAS POLÍTICAS PARA LA NACIONALIDAD ESPAÑOLA - DIARIO DE LA MARINA

Propuestas políticas para la nacionalidad española




20 sefardíes juran fidelidad a la Constitución española en Miami
Antonio Moreno Ruiz
Que la política española está llena de sinsentidos no es ningún secreto, y eso afecta a muchos ámbitos, más allá de lo que podamos considerar como “política” en el más estricto sentido. A día de hoy vemos como se exige visados a hispanoamericanos que son nietos de españoles y, sin embargo, por otra parte, vemos cómo africanos o asiáticos, sin ningún vínculo con nuestra patria, obtienen el documento nacional de identidad. Hay mucha gente con vínculos etnoculturales con España que no tienen la nacionalidad y sin embargo alguien nacido en España ya automáticamente la tiene. Encima, en la época de Alfonso “XIII” (el que fuera primer productor pornográfico de España), concretamente en la dictadura del general Primo de Rivera, se creó un decreto para que judíos sefarditas, que ningún vínculo tenían con nuestra patria desde hacía siglos, (1), fueran adquiriendo la nacionalidad; lo cual no dejaba de ser un anacronismo, pues en 1492 no existía el concepto revolucionario de nación, localizado ya en las postrimerías del siglo XVIII, dentro del rupturismo contra el Antiguo Régimen. Aquella ley, empero, se implementó en el franquismo y se ha extendido a lo bestia con el (des)gobierno rajoyesco, gracias a la mano y la obra del exministro Ruiz Gallardón. Y ahora amenazan los dizque moriscos, que forman parte de la élite del actual Magreb… Sin embargo, ningún país norteafricano está pensando en regalar nacionalidades a los cristianos bereberes que fueron expulsados por los árabes, ni tampoco a descendientes de vándalos, alanos y griegos que fueron aplastados por los defensores de la media luna. Los sionistas tampoco parecen muy favorables a darle la nacionalidad a los palestinos que expulsaron de su tierra, cuando llevaban allí muchos más años que ellos, que no dejan en muchos casos de ser unos recién llegados. ¿Por qué, entonces, España aplica error tras error, brillando el sentido común por su ausencia?
Desde aquí, damos unas pautas que creemos tan necesarias como objetivas para la nacionalidad española:
-IUS SANGUINIS:
Debe primar, sin duda, el derecho de sangre sobre el “ius solis o “derecho de suelo”, que en muchos casos puede ser engañoso. Creemos que en este sentido Italia ha mantenido una política sensata y hasta la generación de los bisabuelos es posible obtener la ciudadanía italiana siempre y cuando se demuestre el vínculo directo de sangre. Tal vez por eso en algunos pagos de Sudamérica se ha creado un “italianismo” (2) totalmente artificial y desproporcionado; pero es que si España hiciera lo mismo, a lo mejor se rescataría el hispanismo que buena parte de la sociedad hispanoamericana exaltó a principios del siglo XX, cuando el nicaragüense Rubén Darío escribía la Salutación del Optimista, el mexicano Amado Nervo cantaba a la raza de águilas y leones y el peruano José Santos Chocano hacía lo propio con los caballos de los conquistadores.
Lo dicho: Debe primar el derecho de sangre, y debemos desechar los vanos politiqueos introducidos desde finales de los años 70 del pasado siglo, por el cual, un método de obtener la nacionalidad española es demostrar que uno tiene un antepasado que combatió en el bando rojo en la Guerra Civil. El mayor exilio político contemporáneo español no ha sido el rojo/republicano, sino el carlista. Miles de descendientes de carlistas están desde el siglo XIX presentes en Argentina y Uruguay especialmente y seguramente muchos de ellos ya no contarán con el derecho a la nacionalidad, y esto es totalmente injusto. La sangre, concepto objetivo, ha de primar sobre los vanos politiqueos dirigidos por mentalidades orwellianas que nos han llevado a la ruina. Más sangre española y menos partidismo.
-RELACIÓN DE MÉRITOS:
En el siglo XX vimos cómo el ejército español se reorganizaba en el norte de África, luchando con uñas y dientes en un territorio que siempre fue hispánico, manteniendo, muchas veces, a pesar de los espurios intereses politiqueros, enhiesta la bandera española allá donde bien correspondía. Fue la época fundacional de los Regulares y la Legión, que tantas glorias han inscrito en nuestras militares banderas. Pues bien, lógicamente, y también inspirados en el modelo de la Legión Extranjera francesa, este tipo de méritos sí que dan derecho a la nacionalidad, porque el que se bate con riesgo de su propia vida, ¿acaso no tiene derecho a que se le reconozca la bandera que defiende con su sangre? No es nada reciente: Ya pasaba en los gloriosos Tercios que campeaban por Flandes.
Otrosí, si bien la milicia es todo un filtro de mérito, también lo son otros, como es el plano de la intelectualidad. Gente que con su talento, dedicación, esfuerzo y trabajo sirve de una manera sincera a nuestra patria, debiera tener un salvoconducto para compartir de una manera integral nuestra nacionalidad.
Debe elaborarse toda una relación de méritos por la cual sea posible, con el contraste de la información, hacer que el servicio a España pueda tornarse en algo tangible.
-ATENCIONES ESPECIALES:
O bien por derecho de sangre o bien por relación de méritos, hay casos que merecen atenciones especiales. Uno de ellos puede conjugar dos factores, como es el caso de Puerto Rico, una perla caribeña que, como otras tierras vinculadas antaño a las Españas, nunca quiso separarse. En esta isla que tantos vínculos aún tiene con España, y en especial a través de Canarias y Andalucía, está surgiendo un movimiento españolista muy interesante, siendo su alma mater Iván Arrache, abanderando un ideal que, por encima de determinados politiqueos, quiere recuperar al pueblo boricua para España, con todo lo que ello implica. Y es que no en vano sería la lógica continuidad histórico-política de un pueblo que siempre quiso ser español. Merecen el apoyo y la adhesión de todos los españoles de bien, y nuestra diplomacia debería estar muy atenta a esto; al igual que por la parte cubana, Ferrán Núñez recoge el testigo de José Ramón Morales, enarbolando la tradición autonomista antillana para con España; aquello que fue malogrado en 1898 (cuando sí existía la nacionalidad como tal, y concretando, la nacionalidad española para cubanos y puertorriqueños) por propios y extraños.
Y es que tanto hablar de la “autodeterminación” y el “derecho a decidir”, que los anglosajones promovieron tras la Primera Guerra Mundial para fastidiar a los imperios centrales y que de hecho el comunismo aprovechó para trastocar Rusia, pero no vemos que hagan lo propio con los pueblos a los que se empeñan en colonizar.
Asimismo, entre la sangre y el mérito, también merece una atención especial la vinculación histórica. Gentes de Portugal, Nápoles (y Sicilia), el Franco Condado, y por supuesto, el Rosellón y la Cerdaña, deberían tener un acceso preferente a la nacionalidad española.
-DEROGACIONES Y TRAICIONES:
No hay vínculos tan fuertes que nos unan con musulmanes o sionistas. Nosotros somos españoles, no andalusíes o sefardíes, que son otras realidades; que, en todo caso, fueron realidades “en” España, pero no “de España. Otrosí, no consentimos que se cambie el nombre de nuestra sagrada patria, que se mantuvo desde prerromanos tiempos y estuvo a punto de romperse con la invasión islámica acaudillada por árabes y comandada por bereberes. No renegamos de nuestro pasado, pero por eso mismo: Porque somos españoles y reconocemos a los que lucharon por recuperar la España perdida frente a quienes, aprovechándose de su legado, no quisieron ni respetar su nomenclatura.
Por sentido común y verdad histórica, hay que exigir la derogación de todas las injustas leyes que han ido desde Alfonso “XIII” a Gallardón, siendo que el interés económico-politiquero y el embuste victimista no son requisitos válidos para nada, ni mucho menos deben ser privilegios, como de hecho lo son para los descendientes de sefarditas.
Así, hay delitos de alta traición que deben ser considerados para perder la nacionalidad española por más sangre ibérica que se tenga en las venas. En nuestro tiempo, muchos empresarios inescrupulosos no sólo hacen negocios en la colonia narco-pirata de Gibraltar, sino que la enriquecen, teniendo sociedades fantasmas y utilizando su paraíso fiscal. Todos aquellos que incurran en esta tamaña felonía no merecen formar parte de nuestra milenaria patria. Las altas traiciones se tienen que pagar. No puede ser que las oligarquías se aprovechen de nuestro nombre para que encima la ley les proteja y permita que no tributen ni invierta ni un céntimo en el país, y que encima ellos dirijan muchas veces la política y hasta aumenten sangrantes traiciones que provocan que muchas veces seamos el hazmerreír no es de recibo y toda contundencia es poca. Hay que tener dignidad para llevar la nacionalidad española, y no hay peor enemigo de España que sus internos traidores, que antes sucumbiremos por ellos que por extraños, como previó el ínclito Gaspar de Jovellanos (3) hace dos siglos.
Así, pues, que las empresas que vayan a robar a otros países, con técnicas fraudulentas, que no invoquen el sagrado nombre español cuando el gobierno de determinado país le apriete las tuercas; porque este tipo de empresas no tiene más patria que el dinero, y sólo se sirven de nuestro país para chuparle la sangre. Y con esto no decimos que todas las empresas sean así, porque sería muy desgraciado de nuestra parte comparar a los oligarcas con los sufridos autónomos que día tras día hacen patria con su sudor.
En todo caso, somos conscientes de que la nación-estado es la crónica de una muerte anunciada, producto de las revoluciones del XVIII y sus epílogos del XIX y del XX y que un documento nacional de identidad no es un fin absoluto. La sangre, la cultura y la tradición no van a cambiar por más que haya más o menos papeles de por medio. Empero, ya que tenemos que tener una administración, por lo menos vamos a hacerla elevada, con un digno y trascendente interés nacional.

  • Más bien, notorios miembros de la comunidad sefardí dieron históricamente fuertes muestras históricas de aversión a las Españas Hubo casos de piratería judía en el Caribe, muchas veces azuzada por ingleses y holandeses. Y no en vano, tanto Miranda como Bolívar recibieron dinero de sefarditas de Curazao para romper la Monarquía Hispánica. Véase al respecto:

(2)Véase:
(3) Algunas impresiones sobre Jovellanos:
Anuncios

jueves, 29 de marzo de 2018

RIP AURORA SÁNCHEZ RIEGO




Nombre familiar el de Aurora. Aurora Calero Cabello, mi bisabuela, y por ende, tu abuela. Aurora Ruiz Sánchez, hermana de mi madre y por tanto, tu prima hermana. Y ahora tú, Aurora Sánchez Riego. Ahora estáis las Auroras juntas, lejos del sinónimo de vuestro nombre en la tierra, pero cerca del gozo celestial. Cerca, asimismo, de mi abuela, tu tía Antonia, cuya mirada iluminada seguí viendo a través de tu familiar semblante. 

Te has ido en un invierno más largo de la cuenta, un invierno prolongado y duro que quiere escondernos la ansiada primavera; esa primavera que vengo buscando cual hijo pródigo y que tanto me ha inspirado todos estos años lejos de nuestra patria chica. Y como los estoicos, has muerto con las botas puestas. Mientras más tiempo pasa, más creo que no tenemos otra filosofía que el estoicismo. Que el hecho de que Séneca naciera en Córdoba o Marco Aurelio tuviera raíces hispanas no es casualidad. Tanto Séneca como Marco Aurelio sabían que hay que vencerse a uno mismo, así como hay cosas que no tienen "solución" como tal y es inútil preocuparse por eso, siendo que hay que darle importancia a las cosas que más nos llenan en la vida. Bajo esa premisa te has movido en tu fructífera vida, y cuando nos reencontramos ahora, te vi sentada mas firme frente a aquella jodida enfermedad que nada respeta; y con esa energía y expresividad de mujer luchadora, de mujer sin miedo, de mujer que no conoce la falsedad que siempre me transmitiste, como pareciendo que querías agarrar a alguien por las solapas. Tita, y yo es con una gripe y parece que me estoy muriendo... Cuando veo a gente de tu generación, gente que de verdad supo lo que era pasarlas canutas, y como salisteis adelante, sin tantas quejas ni tantos remilgos ni tantos complejos ni tantas historias ni leches, no puedo sino llenarme de admiración por ustedes y sentirme avergonzado y hasta asqueado de lo que nosotros hemos degenerado. No sabemos de dónde venimos y menos todavía a dónde vamos, pero bueno, ya pararemos. Total, si al final todo río vuelve a su cauce... Pero bueno, no me enrollo más, que me lío a hablar y no paro. O mejor dicho: Nos liamos a hablar y no paramos. ¡Qué me gustaban esas conversaciones contigo! Siempre que me veías me saludabas y te parabas a hablar conmigo. Ahora, cuando pase por la Corraleja, aquel cerrito que siempre me ha inspirado sensación de entrañable hogar, un silencio temible me sobrecogerá en una paradoja: Por un lado, te voy a echar mucho de menos, pero por otro lado, siempre vas a estar presente en mi corazón.

Ya estás con tu padre y con tus hermanos Perico y Pepe. Dale muchos recuerdos a Perico, dile a Pepe que perdón por no haberme podido despedir como Dios manda, y a tito José, que me hubiera gustado mucho conocerlo. Y al bisabuelo, tu abuelo Perico Cudito, que tenga cuidado con las escopetas y esas cosas. Me siento muy orgulloso de descender de esta gran familia de gente recia y trabajadora que seguramente me inspirará para seguir escribiendo sobre lo divino y lo humano. Y por supuesto, aquí hay una familia que siempre te adorará, llevando con henchido orgullo el don de tu memoria. 

Hasta siempre tita Aurora. Mujer de bandera.

+ 

Requiescat in pace 

-Antonio Moreno Ruiz

viernes, 16 de marzo de 2018

"CENSURAS" - DIARIO DE LA MARINA

Censuras

Por: Antonio Moreno Ruiz Siendo que, muchas veces, para no reconocer las miserias del presente, se miente sobre el pasado,...

Por: Antonio Moreno Ruiz
Siendo que, muchas veces, para no reconocer las miserias del presente, se miente sobre el pasado, como si en nuestro tiempo fuéramos más libres y más sabios, y como si el hecho de que el tiempo pase nos hace mejores per se, y encima con aires de superioridad moral (todo tiempo pasado fue peor…), vamos a tratar sobre la palabra “censura”, tan manoseada en nuestro tiempo, así como algunos mitos y realidades al respecto:
Sobre la censura franquista:
-No afectó sólo a la izquierda. A Camilo José Cela le censuraron “La colmena” y a Rafael García Serrano “La fiel infantería”. Al menos a Cela, a los años, se le fue reconociendo su valía literaria, pero a García Serrano (uno de los mejores escritores españoles del siglo XX y con diferencia), nunca. Entre otras cosas, porque García Serrano no dio su brazo falangista a torcer y cuando el régimen nombró a Juan Carlos como próximo jefe del estado luego de su muerte, se opuso tajantemente. Se privó así de muchas prebendas; sin embargo, no se vendió. Hay muchos que no pueden decir lo mismo.
-Las absurdas prohibiciones sobre el catalán, el gallego o el vascuence se levantaron en los años 40. Josep Pla publicó en catalán y Álvaro Cunqueiro publicó en gallego. En sus obras digitalizadas podemos ver las fechas de edición. Y muchos años después del franquismo, nadie ha superado a estos dos grandísimos escritores en sus vernáculas lenguas.
Por cierto: Como Cela o García Serrano, tampoco eran de izquierda.
-Y sí, la censura franquista, además de mojigata/puritana, era muy torpe. La tomaba con algunos y se le colaba todo lo que venía bien, y no digamos a través de la clerecía conciliar.
Sobre la censura progre/actual:
-A diferencia del franquismo, oficialmente no hay ningún ministerio al respecto, pero la censura, lejos de ser torpe, es implacable. Y se ve especialmente en la televisión. Luego del vil asesinato del pobre niño Gabriel QEPD, cada vez que alguien expresa su indignación ante las cámaras pidiendo la cadena perpetua o la pena de muerte, el periodista/censor quita el micrófono diciendo “eso no se puede decir por la tele”. Nos dicen, tomando el modelo de las series yanquis, cuándo tenemos que reírnos y hasta qué podemos y no decir.
Otrosí, la contracultura ochentera ya no pasa esta censura, desde Loquillo a Siniestro Total. Y desde el animalismo, se pide la censura de Federico García Lorca y tantos otros poetas taurinos. Y todo con el dinero de un estado cada vez más corrupto y cada vez más asfixiante.
Pues eso, podría decirse que sarna con gusto no pica. El problema es que esto nos acaba arrastrando a todos, negándonos así cualquier tipo de futuro. Y otros recogerán los despojos mientras que, en contra de la propaganda oficial, cada vez estamos más arrinconados en todos los sentidos.
No obstante, yo me sigo preguntando cómo España sigue siendo un país seguro con la absoluta impunidad que hay para todo tipo de delincuentes. A ver si algún día acierto a descifrar este enigma.

jueves, 15 de marzo de 2018

PRESENTACIÓN DE "GALERÍA DE PERSONAJES INCIERTOS" - ASOCIACIÓN RODRIGO DE BASTIDAS (SEVILLA)

Antonio Moreno Ruiz-Escritor agregó 5 fotos nuevas al álbum PRESENTACIÓN EN TRIANA.
Asociación Rodrigo de Bastidas

Como anunciamos en nuestras redes, el pasado sábado 10 de marzo tuvo lugar en el Centro Cívico Las Columnas, situado en el barrio sevillano de Triana, la presentación de la novela “Galería de perso…
ASOCRODRIGODEBASTIDAS.WORDPRESS.COM

PRESENTACIÓN DE "GALERÍA DE PERSONAJES INCIERTOS" EN LA A.C.T. FERNANDO III EL SANTO DE PALENCIA


Presentación de las nuevas obras del escritor tradicionalista Antonio Moreno Ruiz




Sangre de castillo de oro




Antonio Moreno Ruiz-Escritor agregó 15 fotos nuevas al álbum PRESENTACIÓN EN PALENCIA — en Palencia.

PRESENTACIÓN DE "GALERÍA DE PERSONAJES INCIERTOS" EN LA PEÑA CULTURAL FLAMENCA MANUEL CALERO


Antonio Moreno Ruiz-Escritor agregó 9 fotos nuevas al álbum GALERÍA DE PERSONAJES INCIERTOS-PEÑA FLAMENCA MANUEL CALERO.

lunes, 26 de febrero de 2018

"TÉCNICA, CHISPA Y DISCIPLINA" - LA ABEJA

426086 10150640013520053 53267160052 9005087 710388927 n
Escribe: Antonio Moreno Ruiz.- Hay quien cree que muchas rimas de Gustavo Adolfo Bécquer son cosas sencillas e improvisadas, como el que no quiere la cosa. Nada más lejos de la realidad. Bécquer cuidaba con sumo esmero cada palabra que escribía. Y amén de tener mucha chispa, tenía mucha técnica y mucha disciplina. No por nada estuvo al tanto de temas muy de su época, tales como la confusión entre realidad y sueño, el relato de terror, o un humor muy característico; amén de seguir una línea establecida en la tradición española, de decir mucho con pocas palabras, tal y como gustaba Quevedo y la línea conceptista del barroco. Hablando de escritores, decía Camilo José Cela que si a él le salían cosas buenas, era porque trabajaba todos los días de ocho a diez horas, y después de eso, pues algo saldrá. Y que si bien quiso ser torero, sólo llegó a premio Nobel. Y que el que resiste, gana. El también escritor Mario Vargas Llosa siempre ha sido muy disciplinado, y cuenta su colega Juancho Armas Marcelo que, así lo estuviera buscando una mujer, sus cuatro horas por la tarde ante la máquina de escribir no había quien se las quitara.

Yéndonos a la música, el guitarrista Paco de Lucía decía que es que en su tierra, eso de estar 14 horas a la guitarra ensayando diariamente se le llamaba “duende”.
Yéndonos a la pintura, Pablo Ruiz Picasso decía que la inspiración te tenía que coger trabajando.
Y bueno, el caso es que los más grandes artistas saben que lo bueno sale a base de técnica y de chispa, mas también de disciplina. Esa técnica, esa chispa y esa disciplina que tenía Ramón del Valle-Inclán para escribir sus excelsas novelas como escritor comprometido con la lengua española para su refuerzo y embellecimiento.
Sin duda, torerazos como Curro Romero y Morante de La Puebla tienen técnica y chispa. Pero de poco les hubiera servido si no la hubieran cultivado a través del trabajo de la disciplina, con paciencia, tesón y orden. La misma chispa tiene Juan José Padilla, que no desdeña la técnica, pero que desde Sanlúcar de Barrameda también entrena sin descanso con la cara hacia el Atlántico que ejerce como Mare Nostrum de los hispanos. Esa chispa es la que le da la tan característica valentía a Andrés Roca Rey, que mantiene su disciplina desde la Ciudad de los Reyes hasta la Ruta de la Plata, en el suroeste ibérico. Diego Ventura vuela y baila como as del rejoneo, pero no podría hacerlo si a orillas del Guadalquivir no bregara cual centauro cada día que pasa.
El torero tiene que estar continuamente frente al campo, frente al mar; frente a la naturaleza. Él mejor que nadie sabe que su arte, si bien cargado de momentos efímeros, forma parte de una cultura ancestral y poderosa, y tiene que estar en perpetua comunión con ella. No valen aquí las medias tintas. El torero es un hombre a una naturaleza apegado. El lentisco, la encina, el olivo, el naranjo, el romero; tienen que estar con él. Y sus compañeros de armas son los mayorales, aquellos jinetes incansables que desde aquellos que hace siglos se lanzaban a por los caballos salvajes desde Galicia con la “rapa das bestas” a las marismas de Doñana con la saca de las yeguas, cruzaron el Atlántico y se acriollaron como gauchos, chalanes, huasos, charros o llaneros.
Todos formamos parte de esta gran cultura que conecta el presente y el futuro. La técnica, la chispa y la disciplina no pueden faltar. A los toreros como artistas, pero tampoco a nosotros como aficionados. Tomándonos esto en serio, de una manera integral (desde la batalla cultural hasta la defensa política), es como lograremos engrandecer la fiesta, provocando su justo resurgimiento. Tomemos el ejemplo de los grandes para ello.